Meditaciones desde la Catedral

Las Edades del Hombre. Las Edades de las Catedrales. Las edades del hombre nos llegan desde los albores de la humanidad. Las Edades de las Catedrales germinan en la era cristiana y arraigan y florecen en Europa durante el segundo milenio. Eran tiempos en los que las piedras tendían hacia el cielo y las vidrieras tenían la luz de colores inmateriales. Era la Jerusalén celeste en la tierra. Era la ciudad de Dios en piedra y madera, en música y oración. Eran otros tiempos...

Aún viven nuestras catedrales, convertidas ora en tiempo, ora en atracción turística; ora en museo, ora en parque temático. Muchas veces las vemos sin comprenderlas, las restauramos, las hacemos objeto de cambio y de política.

En el año 2000 la Catedral de Astorga albergará la Exposición de "Las Edades del Hombre", buena ocasión para reflexionar sobre nuestra Catedral, siempre inacabada, siempre por empezar, esa obra de siglos que perdura por encima de generaciones de canteros, escultores, fieles canónigos, obispos... Esa obra que todos llevamos en nuestra mente, ese espacio creado por el hombre en el que nos encontramos con los demás, con nosotros mismos, con Dios. Ese espacio de silencio donde resuena el órgano, se filtra la luz, viven las imágenes y la mente se serena. Buena puerta para el nuevo milenio de nuestra Catedral.

Juan de Peñalosa